domingo, 8 de marzo de 2015

Historía de una des-ilusión. Cápitulo 1: Realizar un sueño



Hola soy Ángela  un alma perdida que busca su camino en un mundo difícil, os voy a contar la historia de una parte de mi vida donde se pueden ver reflejadas muchas mujeres.

El principio del fin comenzó el día de mi boda, un momento tan esperado e idealizado, desde pequeña soñaba con mi vestido de ensueño ,  un príncipe azul que me hiciera feliz, un pilar con el que compartir buenos y malos momentos, lo tenia todo planeado, los hijos que iba a tener, en resumen una vida que cualquier mujer puede desear.




A la edad de 24 años conocí al hombre que para mí reunía todo lo que yo quería, Juan un chico de 28 años de complexión atlética  amable, muy educado y atento. ¡Estaba enamorada!  tenia un buen empleo de comercial en una prospera empresa, Yo termine mis estudios universitarios de empresariales  y estaba buscando trabajo, hasta aquí todo fue maravilloso. ¡Mi sueño se estaba cumpliendo!, solo me faltaba casarme y tener hijos.

Después de dos años de noviazgo yo no podía esperar más y viendo que el no me pedía matrimonio fui yo la que se lo propuse.  Aunque no mostró un gran entusiasmo dijo que a el le parecía bien. Yo esperaba que se arrodillará y me regalara un precioso anillo, algo que me habría hecho muy feliz. Pensé, ¡nadie es perfecto!.  Como estaba enamorada perdidamente de el, no me importó, marcamos la fecha de la boda en el calendario, buscamos la iglesia y el lugar de la celebración.



Cuando llegó mi soñado día  me puse un preciso vestido compuesto por una falda de gran volumen,   con encajes, bordados y escote palabra de honor, ¡no podía ser más feliz!, mi amado me recibió en la iglesia y beso mi mano, no podía contener las lágrimas era feliz. Montamos en un coche de caballos y nos dirigimos hacia nuestro nuevo destino.

Hasta aquí todo parecía  muy bonito........
En el siguiente post veremos la continuación de mi historia. ¡Saludos!

El contenido de esta publicación está basado en hechos reales, aunque ninguno de los nombres, personajes y  fotos se corresponden con la realidad.

Modelo: Barbará Palvín

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Lo vuelvo a leer con atenciòn....me doy cuenta lo difìcil q debe ser superar situaciones como estas...y q te marcan para toda la vida......

    ResponderEliminar